Orlando Valdés

Publicaciones sobre el sistema eléctrico paraguayo.

La navegabilidad del rio Paraná. El caso Yacyreta.

4 minutos de lectura
La realización de esta simple maniobra, por dos días, requiere apena de la buena voluntad y ganas de colaborar entre las partes que integran Yacyreta. No incluyo la palabra binacional, porque eso, ante estos hechos, está en duda.
Exclusa de navegación Yacyreta.

Exclusa de navegación Yacyreta.

(*) M.Sc. Ing. Orlando Valdés.

Navegabilidad del rio Paraná, es el tema tratado el 21 de mayo de 2021 en la página de la Itaipú Binacional margen izquierda. La nota se publica bajo el titulo “Itaipú inicia operación para garantizar la navegabilidad de la zafra paraguaya”.

Relata que en esa fecha se dio inicio a una operación de 11 días de duración para garantizar la navegabilidad del río Paraná aguas abajo de la presa de Yacyreta.

También resalta que el transporte fluvial representa aproximadamente el 80% del comercio exterior de Paraguay.

Las maniobras en Itaipú.

Las maniobras especiales, realizadas en Itaipu y en los embalses aguas arriba de la presa de Itaipú, asegurara que la cosecha paraguaya de granos, pueda ser transportada por el rio Paraná.

Aclara que se debe al hecho que la navegabilidad del rio Paraná enfrenta uno de sus peores momentos de sequías de la historia.

Agrega que la medida responde a la petición hecha por el gobierno del Paraguay a través de las cancillerías de ambos países.

También deja en claro que toda la operación para garantizar la navegabilidad del rio Paraná está siendo coordinada por Itaipu Binacional, el Operador del Sistema Nacional (ONS, Brasil) y la Administración Nacional de Electricidad (Ande, Paraguay).

La tarea consiste básicamente en regular el caudal del río Paraná aguas arriba de la presa de Itaipú. También entra en el proceso la contribución del río Iguazú, que desemboca aguas abajo de Itaipú.

Aclaran que no habrá desperdicio de materia prima. Esto porque el agua liberada será realizada a través de las turbinas de los generadores y no a través del vertedero.

Las medidas tomadas por el Brasil, a través de Itaipú, demuestran el espíritu de colaboración binacional entre ambos países.

La otra cara.

Ya en las proximidades de la presa de la central binacional Yacyreta quedaron estacionadas más de 125.000 toneladas de soja y derivados.

Por mas de 50 días.

Estas barcazas no atraviesan la esclusa, no porque no puedan hacerla, sino porque frente al municipio argentino de Itauzaingo, a 15 Km agua abajo de la esclusa, existen dos pasos críticos, uno frente a la hostería, tiene el nombre de “Loro cuarto” y el otro, aun frente a Itauzaingo, con el nombre de “Paso Cementerio”.

Estos pasos difíciles requieren una altura mínima de un metro (1 metro) en la escala hidrométrica del rio, por el tiempo necesario para el paso de las embarcaciones. El tiempo estimado es de dos días.

Como están la cosas el nivel mínimo requerido será obtenida gracias a las maniobras que se realizan en la cuenca alta del rio Paraná, ubicada a más de 480 km aguas arriba de la presa de Yacyreta Binacional.

Otra solución para la navegabilidad.

En realidad, el aumento del nivel del rio Paraná, a pocos kilómetros aguas abajo de la central binacional Yacyreta, puede obtenerse por otros métodos, siempre y cuando exista capacidad de gestión del director y los consejeros paraguayos de Yacyreta.

Recordemos que actualmente se están vertiendo innecesariamente 1.200 m3/seg. por el vertedero Aña Cua. Caudal que en nada contribuye a la elevación del nivel del rio en los pasos difíciles ubicados frente a Itauzaingo.

Este caudal podría ser reducido por unos pocos días, el tiempo necesario para el paso de las barcazas.

El caudal no vertido en Aña Cua deberá ser turbinado en las unidades generadoras ubicadas en el brazo principal. Estas utilizan hoy apenas 6.000 m3/seg. Equivalente a 10 unidades generadoras.

Si con el caudal retirado del vertedero del Aña Cua no se consigue el nivel mínimo en los pasos difíciles ubicados frente a Itauzaingo, es posible aumentarlo de otra manera.

Mediante la reducción de unos pocos centímetros del nivel del embalse de Yacyreta.

La cota del embalse en la central ronda los 82,70 msnm, es decir próximo a rebosar. Reducir unos centímetros, por dos días, no significara ninguna pérdida significativa.

Destaquemos que turbinar las aguas no vertidas innecesariamente en el Brazo Aña Cua y las producto de la reducción del embalse de Yacyreta significara en la práctica producir más energía gratis para la Argentina.

El aumento de la generación con la maquinas de la central Yacyreta tendrá un efecto inmediato sobre el nivel de los pasos difíciles ubicados frente a la ciudad de Itauzaingo. Esto por estar a solo 15 kilómetros de la hidroelectrica.

El tiempo de espera a que están sometidos las embarcaciones es un insulto a la razón.

Perdida de soberanía sobre el rio.

La realización de esta simple maniobra, por dos días, requiere apena de la buena voluntad y ganas de colaborar entre las partes que integran Yacyreta. No incluyo la palabra binacional, porque eso, ante estos hechos, está en duda.

Salvo la existencia de alguna información no divulgada a la ciudadanía, es incomprensible desde el punto de vista técnico, no conseguir realizar una simple maniobra de ajuste de caudales en la central Yacyreta, por dos días.

La reducción de nivel del embalse de Yacyreta que pudiera ocurrir, podrá ser repuesto inmediatamente por las descargas en Itaipu.

Recordemos que esta maniobra es de exclusivo interés de nuestro país. Que es una situación excepcional.

Y que por esa razón debería requerir el mayor esfuerzo posible por parte de los directores y consejeros paraguayos de Yacyreta. En su defecto, solicitar ayuda a la Cancillería paraguaya, si existiré negativa de la contraparte, sin motivo razonable.

Todo hace pensar que la corrupción imperante en la entidad retira toda autoridad moral a los encargados de velar por los intereses soberanos de nuestra nación.

Esta situación permite que se realicen permanentemente actos violatorios al tratado, que afectan profundamente la soberanía paraguaya sobre este emprendimiento. En este caso en lo relacionado a colaborar en mejorar la navegabilidad del rio Paraná.

La gestión sin resultados favorables para el país, salvo la valiente postura de algunos tecnicos realmente paraguayos de la central, que consiguieron la conexión de la línea de 500 Kv, es la constante.

Es notoria la incapacidad de gestión de los indicados para el manejo de Yacyreta.

No lo pueden hacer al no poseer autoridad moral alguna ante sus pares.

Los directores y consejeros están más preocupados en mantener sus privilegios indebidos, personales y grupales. Todo a costa de la entrega de nuestra soberanía en la binacional.

La ciudadanía está atenta.

(*) Jubilado Ande. Ex funcionario Ande, Itaipu y Yacyreta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *