Orlando Valdés

Publicaciones sobre el sistema eléctrico paraguayo.

Itaipú se adecua a la afluencia de agua y a la demanda, pero dentro de sus fajas operativas.

2 minutos de lectura
Desde Itaipú manifiestan que los límites operativos indican las fajas operativas en las que pueden funcionar los equipos. “De acuerdo a los requerimientos, deben sincronizarse un determinado número de unidades generadoras para que las mismas operen correctamente y con eficiencia, generando siempre dentro de su faja operativa”, puntualizan.


Ante la insistente versión que Itaipú había paralizado en e l funcionamiento de ocho de sus 20 unidades debido a la extraordinaria bajante del río Paraná, remitió esta mañana un comunicado en el que señala “que de presentarse las condiciones convenientes, dicha operación puede darse perfectamente acorde a nuestros procedimientos operativos, y no existen impedimentos para que sea ejecutada”.

26/06/2021
Itaipú Binacional.


Explican que la cantidad de unidades generadoras sincronizadas a cada instante es determinada de acuerdo con las condiciones hidrológicas, los requerimientos energéticos de los sistemas del Paraguay y el Brasil, y de las imitaciones operativas de los equipos utilizados para la producción y transmisión de la energía eléctrica.

“Los criterios adoptados en la operación de Itaipú están establecidos de manera a poder atender las necesidades de los sistemas eléctricos interconectados en todo momento, generando energía eléctrica de calidad y optimizando los recursos disponibles”, indican.
Añaden que en caso de existir disponibilidad energética elevada, es decir, valores de caudales afluentes del río Paraná iguales o superiores a los promedios de largo plazo, se oferta a los sistemas esta energía y con esto se busca una producción que pueda provechar estos caudales de manera íntegra y, para ello, se mantiene el mayor número de unidades generadoras sincronizadas.

“Actualmente, la Central de Itaipú pasa por un periodo de caudales afluentes a su embalse muy por debajo de los promedios históricos, incluso con valores menores a los registros históricos, y no se espera que esta situación
cambie en el corto plazo. En consecuencia, es natural y un procedimiento normal que la producción acompañe a esa disponibilidad, y la cantidad de unidades generadoras sincronizadas se adecue a esa situación”, detallan.

Asimismo, la Itaipú señala que la demanda de los sistemas interconectados cambia en todo momento a lo largo del día, habiendo periodos de demanda baja, mediana y pesada. “Como la energía eléctrica no puede ser almacenada y debe ser producida la cantidad exacta en cada instante, esta variación en la producción conlleva la necesidad de un número de unidades sincronizadas adecuadas para cada momento, de forma a atender a la carga de los sistemas de Paraguay y de Brasil de manera segura y dentro de los padrones esperados (frecuencia, reserva, tensión, etc.)”, agrega.


Desde Itaipú manifiestan que los límites operativos indican las fajas operativas en las que pueden funcionar los equipos. “De acuerdo a los requerimientos, deben sincronizarse un determinado número de unidades generadoras para que las mismas operen correctamente y con eficiencia, generando siempre dentro de su faja operativa”, puntualizan.


Y finalmente, expresan que gracias a la eficiencia operacional y de mantenimiento, la calidad técnica del cuadro de empleados y de los trabajos coordinados entre los sistemas eléctricos de Paraguay y Brasil, se logra el
máximo aprovechamiento del recurso hídrico disponible para cubrir la demanda existente por parte del sistema interconectado, generando energía eléctrica de calidad.

POR ABC COLOR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *