Orlando Valdés

Publicaciones sobre el sistema eléctrico paraguayo.

Eletrobras reclama 535 MU$D a Itaipu Binacional.

4 minutos de lectura
La Eletrobras reclama a la Itaipu Binacional energía que Ande retiro de su potencia contratada. Exige a Itaipu Binacional su devolución o pago por la misma.

Alega que Ande retiro energía de su propiedad.

(*) M.Sc. Ing. Orlando Valdés.

1-Introducción.

Es de conocimiento público la pésima gestión a la que es sometida el sector eléctrico nacional, esta situación no es nueva.

Las trabas para el desarrollo del sector son varias, pero la principal es la crónica falta de infraestructura.

Esta situación impacta transversalmente a todo el manejo del sistema eléctrico interconectado. Torna difícil retirar, transportar, transformar y distribuir la energía paraguaya de Itaipu y Yacyreta.

La restricción física limita la gestión operativa de la insuficiente y precaria infraestructura existente.

Es la razón por la cual no es posible implementar un servicio eléctrico de calidad para los usuarios.

A esto se suma la dificultad para ejecutar Despachos Económicos de energía desde las binacionales.

La razón son los “impedimentos” de diferente orden que traban el desarrollo del sector eléctrico nacional.

2-Los “impedimentos”.

Las restricciones que traban el buen manejo de nuestro sistema eléctrico interconectado son;

2.1- La artificial y permanente  “indefinición” de la tarifa de la energía de Yacyreta.

2.2- Ausencia y posterior limitación artificial de la capacidad de retiro desde la central Yacyreta.

2.3- La fabricada “imposibilidad” de que operen en sincronismo Itaipu y Yacyreta.

2.4- La herejía de operar el sistema eléctrico paraguayo en dos sub sistemas eléctricos. Uno dependiente  del Brasil y el otro de la Argentina.

2.5- Las maniobras para ajustes de los retiros de Itaipu y Yacyreta son peligrosos y poco precisos.

2.6-Varias instalaciones de la Ande han colapsado debido a esta operación.

2.5- Aparente falta de voluntad política para operar correctamente el sistema eléctrico nacional.

3-Consecuencias.

En esta ocasión no nos referiremos al freno al desarrollo de nuestro país impuesto por el mal manejo de nuestra mayor riqueza conocida, la hidroelectricidad.

Nos referiremos a situaciones que guardan relación con los compromisos asumidos por la Ande ante Itaipu y Eletrobras vía Carta Compromiso.

4-El reclamo de Eletrobras.

La Eletrobras reclama a la Itaipu Binacional importante valores de energía que Ande retiro por encima de la asociada a su potencia contratada. Incluida la adicional asociada al contrato.

Afirma que la energía retirada a mas por la Ande es de su propiedad, por estar contenida en la potencia por ella contratada.

Exige a la Itaipu Binacional su devolución o pago por la misma.

No nos corresponde juzgar este reclamo, pero es real, existe, y consideramos de suma importancia que la ciudadanía tenga conocimiento de ella.

5-Los montos reclamados.

El reclamo no es nuevo, la Eletrobras lo viene realizando insistentemente desde hace tres años atrás.

Según Eletrobras esta irrupción de la Ande en su contrato le ha  generado pérdidas de los siguientes órdenes;

5.1-Año 2018: 54 millones de dólares.

5.2-Año 2019: 206 millones de dólares.

5.3-Año 2020: 337 millones de dólares.

A pesar de sus reclamos, Eletrobras realizo los pagos correspondientes a los años 2019 y 2020. Sigue pendiente el pago de 54 millones de dolares correspondiente al año 2018.

Los pagos realizados lo hizo bajo protesta y exige que estos montos sean considerados créditos para ella en términos de energía de Itaipu. Además  solicita que Itaipu negocie con la Ande el cobro de estas facturas.

La energía adicional asociada a las potencias contratadas es el tema en análisis.

Según datos públicos disponibles, la Ande utilizo en los tres años reclamadas aproximadamente 65 % a más de la energía adicional asociada al contrato.

De los reclamos realizados se puede entender que la Ande tiene una deuda de 535 millones de dólares con Eletrobras hasta el 2020.

6-La medida operativa no aplicada.

Esta situación pudo evitarse retirando de Yacyreta toda la energía paraguaya que Eletrobras reclama a Itaipu.

¿Por qué no lo hicieron? Las razones están presentadas en el listado de” impedimentos” más arriba descriptos.

7-Que nos espera.

Si la Ande continua realizando el actual Despacho Económico, las perspectivas para este año son peores.

Ante la disminución de los caudales afluentes, este año la energía adicional asociada al contrato será inferior a la del año pasado. Esto podría ocasionar un reclamo superior a los 337 millones de dólares del año 2020.

La previsión es que este año la producción de energía en Itaipu será inferior a la del año 2020.

Inclusive es altamente probable que no se llegue al valor de la energía garantizada posible de producir anualmente de 75.000 Gwh/año.

La sequía afecta negativamente a los valores de energía adicional asociada a la potencia contratada y la energía asociada a la potencia excedente no existirá.

8-Que hacer.

Es evidente que en algo deberá cambiar los criterios operativos de la Ande. Pero la situación no puede continuar y  ocultar la situación no soluciona el problema, que es real.

Es urgente e imprescindible operar el sistema eléctrico paraguayo manteniendo el sincronismo entre Itaipu y Yacyreta. Retirar energía de Itaipu de acuerdo a los criterios establecidos a la fecha en el CADOP/CECOI. Completar el faltante con retiros de la parte paraguaya de  Yacyreta y de Acaray.

Y probablemente lo mas importante, mantener informada a la opinión pública nacional de los problemas que están afectando a la empresa insignia del sistema eléctrico paraguayo, la Ande.

La ciudadanía esta atenta.

(*) M.Sc. Ing. Orlando Valdés.

Jubilado Ande.

www.orlandovaldes.com.py

Asunción, 12 de marzo de 2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *